jueves, 8 de junio de 2017

ANA FABRICIA CORDOBA 1060-2011

A Ana Fabricia Córdoba le tocaron todas las violencias
Los grupos armados ilegales se le atravesaron en el camino a Ana Fabricia Córdoba Cabrera hace ya varios años cuando paramilitares mataron a su primer esposo. Ese hecho la obligó a huir hacia Medellín, donde fue acosada, perseguida, intimidada y asesinada por defender sus causas propias y las de cientos de desplazados que habitan en la capital antioqueña (junio 7 de 2011).

Esta mujer, asesinada el 7 de junio de 2011, dentro de un vehículo de servicio de público, huyó del corregimiento Churidó, de Apartadó, en el año 2000 y desde que llegó (año 2001) a la zona nororiental de la ciudad se integró a diversos grupos comunitarios y organizaciones no gubernamentales desde donde trabajó arduamente por la defensa de las víctimas del conflicto armado y por sus derechos sociales y económicos. Hizo parte de movimientos como la Ruta Pacífica de las Mujeres y Latepaz (Líderes Adelante por un Tejido Humano de Paz).

A sus 51 años de edad, había sufrido los atropellos de la violencia paramilitar. Fue acosada por el Bloque Bananero de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) al mando de Ever Velosa García, alias ‘HH’, quien al parecer ordenó la muerte del primer esposo de Ana Fabricia, y obligada a salir del Urabá antioqueño.

Ya en Medellín, en condición de desplazada, se instaló con sus hijos en diversos barrios periféricos. Por su condición de liderazgo, que chocaba con las pretensiones de los grupos armados ilegales barriales, se vio obligada a cambiar frecuentemente de residencia. Su último refugio fue en el barrio La Cruz en la comuna 3, en la zona nororiental de la ciudad.

No obstante, allí tampoco estaba segura. El 7 de julio de 2010 fue asesinado su hijo Jonatan Arley Ospina, de 19 años de edad, en un confuso incidente en el que al parecer están involucrados algunos miembros de la Policía Nacional.

Su hija Diana Ospina Córdoba afirmó en varios medios regionales y nacionales que su madre siempre le decía: “a mí me van a matar, pero lo que yo quiero es justicia”.

Según la Corporación Jurídica Libertad, “la señora Córdoba fue clara en señalar a miembros de la Policía pertenecientes a la Estación de San Blas (Manrique) de apoyar la estructura paramilitar en la zona, además de cometer actos de tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes contra jóvenes del barrio, entre ellos a uno de sus hijos”. La denuncia la presentó hace varios meses durante el encuentro del Comité Metropolitano de Derechos Humanos, realizado en la Alcaldía de Medellín. Allí también denunció amenazas contra su vida.

Adriana Arboleda, abogada de la Corporación Jurídica Libertad, señaló que “este hecho hizo que Ana Fabricia decidiera luchar de manera frontal para que los crímenes de sus hijos no quedaran en la impunidad. Pero fue a partir de este momento que empezó a recibir amenazas constantes que la llevaron a buscar dónde dormir cada noche”.

De acuerdo con un conjunto de organizaciones sociales que se pronunciaron frente a este hecho, “Ana Fabricia denunció constantemente a la Policía de la ciudad por actos de intimidación en su contra. Denunció en varias ocasiones el allanamiento a su vivienda sin orden judicial a altas horas de la noche acusándola de proteger a grupos armados. En otras ocasiones, civiles también entraron a su casa a intimidarla. Por lo anterior se veía obligada a dormir en diferentes casas por fuera del barrio como medida para proteger su vida”.

A juicio de estas organizaciones sociales, “el asesinato de Ana Fabricia evidencia la constante persecución y agresión contra los y las líderes comunitarias que trabajan en las diferentes regiones del país. Pese a todas las denuncias es clara la negligencia de parte de las autoridades que no le garantizaron la vida.

De acuerdo con la hija de la víctima, ahora las amenazas recaen sobre ella y sus dos hermanos: “Anoche recibimos una llamada amenazante, (en la que nos dijeron) que todos íbamos a quedar igual”.

La sede regional Antioquia de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR) también se pronunció al respecto y a través de un comunicado rechazó este homicidio y solicitó a las autoridades competentes “el esclarecimiento de este delito y que se lleve a juicio a los responsables de este lamentable hecho”.

Sobre las condiciones de seguridad, el Ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras reveló que Ana Fabricia se había resistido a que agentes de la Policía Nacional le realizaran un estudio de seguridad. El rechazo quedó consignado en dos misivas fechadas el 11 de diciembre del año pasado y el 19 de mayo de este año.

No obstante, fuentes cercanas a Ana Fabricia explicaron que ella sí rechazó el estudio de seguridad, “pero con el argumento de que cómo era posible que lo hiciera la institución que ella señalaba como implicada en la muerte de su hijo. Pero no le ofrecieron alternativas. Eso tiene que quedar claro. ”.

Con la muerte de Ana Fabricia Córdoba se renueva el debate sobre la protección a todos aquellos defensores de derechos humanos y activistas sociales frente a las actuales condiciones de inseguridad que afrontan en todo el país. Con la muerte de esta líder barrial, ya son 49 los hombres y las mujeres líderes de desplazados o reclamantes de tierras que han sido asesinados desde marzo de 2002 en Colombia.


Articulo: Ana Fabricia Córdoba: su vida fue una guerra. Revista Semana

Fuente: VERDAD ABIERTA:
http://www.verdadabierta.com/index.php?option=com_content&id=3313

jueves, 11 de mayo de 2017

GREGORIO SÁNCHEZ GÓMEZ 1895-1942

Gregorio Sánchez Gómez nació en Istmina, Chocó, en 1895 y murió en Cali en 1942. Se trasladó a esta ciudad donde ejerció como abogado y escribió una veintena de libros, entre los cuales se cuentan ocho novelas. Tuvo cargos oficiales locales y dirigió varios periódicos. En 1938 escribió "La bruja de las minas", fruto de su estadía en Marmato, ciudad caldense, también minera. Fue cercano a escritores como Emilio Cuervo Márquez, Simón Latino, José María Rivas Groot, José Asunción Silva, José Eustasio Rivera, Luis Enrique Osorio y León de Greiff.

En "La bruja de las minas" narra la contradicción entre las empresas mineras inglesas o americanas y el mundo de los negros, esclavizados en los socavones de oro. Se acerca a la cultura africana y mestiza de Marmato, similar a la de Istmina, con eficacia mayor que la de un sociólogo, antropólogo o historiador. Muestra cómo la explotación, el asesinato y la violencia no comenzaron en Colombian con el crimen de Jorge Eliecer Gaitán, pues eran vigentes en la década de los treinta. El nombre de la obra se debe a que los mineros rechazaban a los médicos de la empresa, porque creen en los hechizos, los brebajes y las brujerías. 
El historiador Jairo Henry Arroyo Reina da cuenta del mundo en que sucede la novela "La bruja de las minas" en el prólogo de la edición del Ministerio de Cultura colombiano en 2010: "Un contexto en el cual el ritmo del tiempo y la vida son definidos por la marimba y el tambor, los pasos del currulao y los desenfrenos del cuerpo desnudo. Contrasta con las racionalidades dominantes que han logrado definir el tiempo y disciplinar el cuerpo desde el eje de la producción".

Fuente: Biblioteca Virtual Banco de la Republica, 

domingo, 30 de abril de 2017

MADOLIA DE DIEGO PARRA 1037-2017

Una de las mayores exponentes del folclor chocoano. Nació en Quibdó (Choco, Colombia), el 30 de julio de 1937, del hogar formado por Patrocinio Dediego y Esneda Parra. Fallece el 30 de abril de 2017 en Medellín.

Cursó estudios primarios en las escuelas Caldas y María Montessori, para complementar el bachillerato en el colegio de la Presentación, en la época fuerte de la discriminación racial en aquél plantel y, cuando recién se le abrían las puertas a la raza negra en el mismo claustro educativo; Madolia, hizo varios cursos en el SENA. 

A comienzos de la década del sesenta, llegan a Quibdó los hermanos Delia y Manuel Zapata Olivella, quienes se caracterizaron por la divulgación de los ritmos Afrodescendientes en Colombia, formaron en el Chocó un selecto grupo, integrado entre otros por: Madolia Dediego Parra, Anirian Ramírez Aguilar, Betty Álvarez, Rogerio “rebusque”, “rurico”, “patacoré” y otros. 

Este grupo, no solo representó al Chocó, sino que también a nuestro país, viajando por países como: Francia, la antigua Checoeslovaquia, Rusia, España y la misma China de Mao Tse Tum. A su regreso a su natal Quibdó, Madolia toma la formación y dirección del mejor GRUPO FOLKLORICO que ha tenido el Chocó, el Grupo de Coros y Danzas del Chocó, con el que ganó el primer lugar en el Festival Nacional del Folklore en la ciudad musical de Colombia Ibagué. Donde fue declarado fuera de concurso por encima de grupos como el MALIBU de Cartagena, dirigido por su maestra Delia Zapata Olivella. De la mano de Madolia, han salido directores Folklóricos como: Ninozka Salamandra, Américo Murillo Londoño, Héctor Murillo-pipo-, Félix Córdoba Palacios, Norma Ortiz Perea, Yenny Mena, Juan Mena y Armando Mosquera Aguilar. Iniciando la década del setenta, Madolia forma su propio grupo, que llamó “Conjunto Quibdó” y con él se ganó varios certámenes por diferentes ciudades del país como Medellín, Cali, Pasto, Buenaventura, Manizales y Tulcán en el Ecuador; pero el triunfo más significativo para esta espigada y Hermosa mujer, fue en el  concurso Nacional e internacional patrocinado por Polimeros de Colombia en la ciudad de Medellín, donde participaron países como Ecuador, Venezuela, Perú, Chile y  Brasil; allí, su conjunto se llevó el primer lugar. Actualmente la mayor exponente  de la cultura Chocoana, vive en Quibdó Visitándola en su Casa del Barrio César Contó de Quibdó.


Fué Directora del Conjunto de la Universidad Tecnológica del Chocó, como también del Conjunto Folclórico del Departamento del Chocó. Compositora y también poetisa. Viajó mostrando el folclor del Pacífico por Europa y China. Recibió la Medalla al Mejor Director por Colcultura, la del Festival de Danzas de Medellín y la de Caballeros de la Ciudad de Quibdó; además la Estatuilla del Flautista de Uyumbe. 

lunes, 20 de marzo de 2017

PATRICE LUMUMBA 1925-1961

PATRICE LUMUMBA, LÍDER REVOLUCIONARIO CONGOLÉS. Fue el primer jefe de gobierno de la República Democrática del Congo. Nació el 2 de julio de 1925 y asesinado el 17 de enero de 1961. Nombrado héroe nacional en el año 1966.
Patrice Lumumba nació en el territorio de Katako-Kombe en el Sankuru, en el Congo Belga (actual República Democrática del Congo). Estudió en la escuela católica de los misioneros y más tarde, brillante estudiante, en una escuela protestante dirigida por suecos. Trabajó como empleado de oficina en una sociedad minera de la provincia de Kivu del Sur hasta 1945, después como periodista en Leopoldville (hoy Kinshasa) y Stanleyville (Kisangani), período durante el cual escribió en varios periódicos.
En septiembre de 1954 recibe su carta de matriculado, honor raramente concedido por la administración belga a algunos negros (apenas 200 de los 13 millones de habitantes de la época).
En 1955 crea una asociación llamada APIC (Asociación del Personal Indígena de la Colonia) y tendrá la ocasión de entrevistarse con el rey Balduino I de Bélgica en viaje por el Congo, sobre la situación de los congoleños.
El ministro del Congo de la época, Auguste Buisseret, quiere hacer evolucionar al Congo y desarrollar una enseñanza pública. Lumumba se afilia al Partido Liberal con otros notables congoleses y con varios de ellos, acude a Bélgica por invitación del Primer Ministro.
El MNC y sus aliados ganan las elecciones organizadas en mayo y, el 23 de junio de 1960, Patrice Émery Lumumba se convierte en el primer Primer Ministro del Congo independiente.
Dado que buena parte de la administración y de los cuadros del ejército se mantiene belga, Lumumba decreta la africanización del ejército.
La provincia de Katanga, dirigida por Moise Kapenda Tschombe, declara su independencia, con el apoyo de Bélgica, interesada en sus ricos yacimientos mineros. A pesar de la intervención de NU, y la negativa norteamericana y belga, Lumumba obtiene apoyo de la URSS, y el conflicto se recrudece.
En septiembre de 1960, el presidente Joseph Kasa-Vubu destituye a Lumumba y a los ministros nacionalistas en un acto de dudosa legalidad. Lumumba declara entonces que se mantendrá en el cargo. Por iniciativa suya, el parlamento trata de destituir al presidente Kasa-Vubu. Lumumba fue puesto bajo arresto domiciliario, y tropas de la ONU se encargan de protegerlo.
Tras un golpe de Estado apoyado por el presidente Kasa-Vubu, el coronel Joseph Désiré Mobutu toma el poder. En diciembre de 1960, Lumumba se escapa de la capital para intentar tomar Stanleyville, región donde cuenta con numerosos seguidores. Sin embargo, los esbirros de Mobutu le siguen la pista y la ONU se niega a dar nueva protección al evadido después de zafarse de ella.
La CIA mediante "Acción Ejecutiva" ordena su asesinato, para favorecer los intereses de las multinacionales estadounidenses. El agente de la CIA en el Congo es el espía Frank Carlucci, Lumumba es arrestado mientras pasaba el río Sankuru en Mweka y enviado al campamento militar de Thysville por orden de Mobuto. 
El 17 de enero de 1961, Lumumba, Mpolo y Okito son conducidos en avión a Elisabethville, en Katanga y entregados a las autoridades locales.
Serán ejecutados esa misma tarde en presencia de Tshombe, Munongo, Kimba, dirigentes del Estado de Katanga y agentes de espionaje belgas y norteamericanos. Al día siguiente, se hacen desaparecer los restos de las víctimas. Varios de sus seguidores serán ejecutados en los días que siguen, al parecer con la participación de militares o mercenarios belgas.
La desaparición de Lumumba fue muy lamentada por el Movimiento de Países No Alineados, incluyendo a uno de sus verdugos, el general Mobutu, que lo nombra héroe nacional en 1966. El retorno de Egipto de su mujer Pauline y de sus hijos fue considerado como un acontecimiento nacional.
Fue, hasta las elecciones realizadas en 2006, el único dirigente político libremente elegido de la RDC.
Buscó la descolonización de su país en manos de Bélgica y destruir totalmente el poder colonialista europeo presente en África, erradicar el ultraje y el expolio que durante siglos había sufrido el continente.
En 1958 se orientó decididamente hacia la lucha por la descolonización del Congo por las escasas posibilidades de acción social que le permitían las autoridades coloniales belgas y así fundó el Movimiento Nacional Congolés, partidario de crear un Estado independiente y laico, cuyas estructuras políticas unitarias ayudaran a superar las diferencias tribales creando un sentimiento nacional.
Tras la independencia de Bélgica, en 1960, el Congo celebró elecciones, y Patricio Lumumba, líder de la lucha independentista, llegó a la presidencia con un programa nacionalista y de izquierda.
Lumumba no pudo impedir que la retirada del ejército belga diera paso conflicto político con pronunciamientos militares, ataques a la población blanca y disturbios generalizados.
La rebelión fue especialmente grave en la región minera de Katanga, que se declaró independiente bajo el liderazgo de Tschombé; Lumumba denunció que esta secesión había sido promovida por el gobierno belga en defensa de los intereses de la compañía minera que explotaba los yacimientos de la región.
Lumumba pidió ayuda a la ONU, que envió un pequeño contingente de «cascos azules» incapaces de restablecer el orden, y por eso pidió el apoyo de la Unión Soviética, con lo que amenazó directamente los intereses occidentales.
El presidente de EE.UU., Eisenhower, dio entonces orden de eliminarlo. Y envió al agente de la CIA Frank Carlucci, quien luego sería secretario de Defensa de Ronald Reagan.
Un golpe de Estado derrocó a Lumumba en septiembre de 1960. Fue torturado brutalmente y fusilado por mercenarios belgas, que disolvieron su cuerpo en ácido y esparcieron sus restos para que no fuera reconocido.
Hace bien poco, en noviembre de 2001, el parlamento de Bélgica reconocía la responsabilidad de su Estado en la muerte de Patricio Lumumba.
Fue asesinado de esa manera por la gran lucha política e ideológica que realizó para dar a conocer la unidad como instrumento y vía para el logro de la liberación por parte de los pueblos africanos, de los yugos coloniales que se mantenían en el momento en que libró su lucha y que aún se mantienen, incluyendo entre ellos al neo colonialismo naciente y al imperialismo norteamericano que ya comenzaba a meterse en los países africanos para sumarse a los saqueadores de las riquezas de ese continente.
El pensamiento de Patrice Lumumba constituyó un peligro para las potencias occidentales explotadoras de los pueblos africanos. Medio siglo después, las autoridades estadounidenses reconocieron su implicación en el derrocamiento y asesinato del líder congoleño.
​Vista en la distancia, su lucha fue la misma que hoy se libra en Nuestra América por darle una verdadera independencia.


Fuente: Telesur, wikipedia. 

domingo, 19 de marzo de 2017

NINA S. DE FRIEDEMANN 1935-1998

NINA S. DE FRIEDEMANN. Antropóloga, nació en Bogotá en 1935 y falleció el 29 de octubre de 1998 tras sufrir un infarto, murió en el Hospital Militar de Bogotá.
Al momento de su muerte dirigía la revista América Negra, publicación del proyecto Expedición humana de la Universidad Javeriana, al que estuvo vinculada varios años.
Trabajaba también con el proyecto La ruta del esclavo de la Unesco.
Nina S. de Friedemann dedicó 30 años de su vida a su trabajo con las comunidades negras. Luego de terminar el bachillerato fue llevada por su padre a Nueva York, en donde vivió de cerca la discriminación a que eran sometidos los negros.
Al regresar al país estudió su carrera en el Instituto Colombiano de Antropología.
Es autora de unos 20 libros e innumerables artículos y ensayos publicados en revistas científicas y de divulgación.
Entre los libros, algunos en colaboración con otros investigadores, se destacan:
·         Herederos del jaguar y la anaconda (1982)
·         Carnaval en Barranquilla
·         Fiestas, Palenque, Chocó, magia y leyenda (1995)
·         Criele criele son. Del Pacifico negro arte, religión y cultura en el Litoral Pacífico. (1989)
·         Ma Ngombe: guerreros y ganaderos en Palenque (1979)
·         De sol a sol: génesis, transformación y presencia de los negros en Colombia (1986), escrito con Jaime Arocha
·         Entre la tierra y el cielo: magia y leyendas del Chocó (1995)
·         La saga del negro: presencia africana en Colombia (1993)
·         Un siglo de investigación social: antropología en Colombia, Con Jaime Arocha.


En sus páginas, salta entre las costas Atlántica y Pacífica, en viajes en los que el lector se topa con mujeres de Guapi cantando arrullos en griego a la Virgen María[1].


Biografía escrita por: JAIME AROCHA RODRÍGUEZ 
NINA S. DE FRIEDEMANNgraduada del Instituto Colombiano de Antropología de Bogotá, del Hunter College y de la Universidad de California, Nina S. de Friedemann se ha distinguido, especialmente, en el campo de los estudios afroamericanos. El 27 de agosto de 1993, al medio día y ante centenares de personas congregadas en la plaza Mosquera Garcés de Quibdó, el presidente César Gaviria Trujillo sancionó la ley 70. Mediante ella, la nueva nación que originó la Constitución de 1991, le reconoció a los descendientes de los africanos esclavizados en la Nueva Granada, que la identidad forjada a lo largo de su historia genera derechos territoriales y políticos.
Terminado el acto, hubo celebraciones en los barrios, allí fue recurrente oírle decir a los adalides comunitarios que sin los trabajos de Nina S. de Friedemann, la lucha en favor de la ley habría carecido de muchos de los argumentos etnohistóricos que ellos lograron esgrimir. El "Marco de referencia histórico-cultural para la ley sobre derechos étnicos de las comunidades negras en Colombia" recogió buena parte de esas tesis y fue publicado en el número 5 de América Negra, la revista que Friedemann fundó y dirige con el objetivo de ampliar el espacio de los estudios afroamericanos. Pero esa publicación periódica no es el único factor que explica el reconocimiento de los efectos que el trabajo de Friedemann ha tenido sobre el fortalecimiento de la etnicidad en Colombia.
También es necesario hablar del celo con el cual ella ha combatido aquella tradición jurídica que ha insistido en catalogar como "colonos en tierras baldías" a los campesinos, mineros y agricultores que hoy ocupan franjas amplias de llanuras, riberas, selvas, esteros y playas, después de que sus ancestros humanizaran esos territorios como medio de ejercer la libertad, ya fuera al haberse convertido en cimarrones, subversores del régimen esclavista o en automanumisos, que le compraron a sus amos las cartas que los acreditaban como personas libres. Por otra parte, hay que resaltar el esfuerzo disciplinado de Friedemann por innovar la presentación de los datos científicos, de manera tal que trasciendan las bibliotecas académicas y le lleguen a los sujetos del trabajo antropológico.
Así, a finales del decenio de 1960 y durante los setenta, Friedemann exploró la integración entre palabra e imagen mediante documentales que como La fiesta del indio en Quibdó y Congos, se convirtieron en mojones del cine etnográfico colombiano; y en la serie Zazacuabi, con cuadernos escritos por expertos sobre temas antropológicos ilustrados mediante transparencias. No obstante la relevancia de estos aportes, es al final de esa década que su experimento alcanza el punto climático, con la publicación del libro Ma N'gombe: guerreros y ganaderos en Palenque. Su amalgama de la estética fotográfica del ya desaparecido Richard Cross, con una etnografía no convencional, desconocida hasta entonces, convirtieron la publicación en hito editorial. 
En ella Friedemann rompió con esa ortodoxia que se ha referido a los negros como "cargas" venidas de Africa o, en el mejor de los casos, que los ha contado como otro "recurso" perteneciente a los amos de las haciendas del valle del Cauca o de las minas del litoral selvático. En su reemplazo, sobresalen los pioneros de formas de resistencia e insurgencia de largo aliento, quienes construyen cultura a partir de memorias bantúes. Con este clásico, reeditado en 1987, se acentuaron dos de las metas centrales de la obra de Friedemann: una, entronizar en las páginas referentes a la formación nacional a quienes la historia oficial ignora o trata como antihéroes; la otra, construir el puente que nos une con Africa.
El cimiento ético y político del trabajo sobre Palenque enmarca el resto de los aportes de Friedemann, que trascendió el ámbito de lo afroamericano con el volumen Herederos del jaguar y la anaconda, elaborado en 1982 con Jaime Arocha. En este caso, la innovación del texto etnográfico se hizo más penetrante, señalando el protagonismo de los antropólogos en sus enfoques y en los lugares donde desarrollaron sus investigaciones de terreno, y mediante representaciones de complejas teorías sobre el poblamiento de América, la ecología cultural y la integración entre cotidianidad, moral, filosofía, religión y ciencia. Friedemann profundizó esta opción hasta dar origen a lo que el poeta José Luis Díazgranados denominó cuentos sin ficción, en el prólogo que escribió para De sol a sol: génesis, transformación y presencia de los negros en Colombia (1986).
Dos de esos cuentos, "Ngolas: una dinastía de reyes y reinas en Angola" y "Biviana Vaz, una hija de la tierra" son pioneros en un campo que hoy ocupa máxima prioridad entre los analistas de la diáspora africana: el estudio de los efectos de la trata transatlántica sobre la estructura económica, demográfica, social, política y mental de las sociedades víctimas de la captura. Pero todo este conjunto de aportes es inseparable de otro de los factores que explican los efectos del ejercicio profesional de Nina S. de Friedemann: la actitud crítica de sus enfoques sobre el Estado, la nación y los círculos académicos colombianos. Nominada en 1987 por Colombia para el Premio Interamericano Gabriela Mistral de la Organización de Estados Americanos (OEA), Friedemann es actualmente miembro de la Expedición Humana de la Universidad Javeriana.


[1] Tomado del Diario El Tiempo 

viernes, 17 de marzo de 2017

DONALDO LOZANO MENA 1941-2017

Donaldo Lozano Mena: Maestro y folclorista. Cultor, Coreógrafo, Promotor e investigador de tradiciones folclóricas del Choco y del Pacifico colombiano. Desde el año 1980 llega a Bogotá. Muere en Bogota el 16 de marzo de 2017 en compañía de su señora Stella Castiblanco, sus hijos, nietos.

Profesional en Arte y Cultura del Instituto Distrital de Cultura y Turismo
Profesional en Idiomas: UTCH
Diplomado en Ciencias Aplicadas y Actividad Física de la Universidad UDCA
Diplomado en Pedagogía de la Danza de la universidad Pedagógica Nacional.

·        Director de grupos folclóricos entre otros:
·        Grupo Estampas Negras del Choco
·        Grupo de Danzas del Colegio Pascual de Andagoya de Buenaventura
·        Grupo de Danzas Folclóricas y danzas del litoral pacífico de la Universidad Pedagógica Nacional
·        Grupo de Cantos y Danzas del Choco
·        Grupo de danzas afrocolombianas de la Universidad Nacional
·        Grupo de Danzas Abochandé
·        Grupo de Danzas Universidad Libre de Colombia
·        Profesor de Danzas de la casa de la cultura en Tabio y Chía (Cundinamarca) y otras muchas más entidades.

Algunos Reconocimientos
·        Mención de Reconocimiento No. 017 de 2015 Cámara de Representantes Congreso de la República de Colombia (Junio 24 de 2015)
·        Mención de Honor de la Universidad Pedagógica Nacional
·        Mención de Reconocimiento, otorgado por la Fundación Construir mi Sueño (Quibdó, octubre 2014)
·        Reconocimiento Guachupé de Oro. Premio Nacional Afrocolombiano

Donaldo Lozano, conocido como “Donaldo Pio, El enmascarado de plata, la sombra vengadora” Nació en el municipio de Condoto en el año 1941 a pocos años de uno de los sucesos que cambiaron la historia del País, como lo fue la muerte del Caudillo Jorge Eliecer Gaitan. 

Hijo de Carolina Mena, maestra de la normal de Condoto y del periodista y músico Donaldo Lozano. A pocos meses de nacido se trasladaron a vivir a la Capital Chocoana e donde años más tarde inició sus estudios en el Colegio Carrasquilla. Su vida laboral comenzó a sus veinte años de edad como docente de Ingles y director de dicha institución de la capital chocoana.

Donaldo Lozano, se inició en el folclore chocoano cuando Integró el grupo de danzas y cantos del Chocó de la Universidad Nacional de Colombia con sede en Bogotá bajo la dirección del Maestro Heriberto Valencia.

Posteriormente Dirigió el grupo de danzas Estampas Negras del Chocó acompañada por la primera chirimía joven de Colombia, Agrupación folclórica representativa del departamento del Chocó con la que ganó sus primeros galardones en dos Festivales del Pacifico en Buenaventura y el festival folclórica nacional en la ciudad de Ibagué.

En el Año 1980 llegó a Bogotá de gira con el grupo de danzas del Chocó, quienes debutaron en el teatro Colón y la media Torta, escenarios donde se vieron por primera vez el trabajo del maestro Lozano, con las danzas más representativas, como: la mazurca, el abozao, la polka, la contradanza, la jota y rondas como el Makerule y el Carpintero.

A la llegada del maestro a la capital, un grupo de estudiantes chocoanos de la Universidad Pedagógica Nacional, lograron la contratación al folclorista en esta institución donde laboró durante 14 años, dirigiendo el Grupo de danzas representativo junto al maestro Luis Ernesto Moreno. De este proceso educativo y folclórico se inició una escuela de grandes coreógrafos, bailarines y educadores que años mas tarde, seguirían difundiendo el folclor trasmitido por el maestro Lozano en diversos lugares del territorio nacional. Entre ellos se encuentran Hernando Medina, Miguel Alomia, María Elisa Alfaro, Ketty Valoyes, Héctor Murillo, entre otros que trabajan actualmente dirigiendo los grupos de danza de diferentes universidades del País.

Con el grupo de danzas de la Pedagógica ganó muchos concursos a nivel Universitario regional y Nacional.; entre ellos seis concursos de Ascun y Cafam, y la participación en festivales universitarios en los países vecinos de Ecuador y Venezuela, viajes en donde representaron a Colombia, con danzas del Caribe y del Pacifico colombiano.

Al mismo tiempo fue contratado por el Instituto Distrital del Cultura y Turismo, como maestro de danzas en la Academia Luis A Calvo y Academia Superior de Artes de Bogotá y en la escuela de danzas del Distrito y el grupo de danzas Abochandé, con el que ganó el primer festival de música popular de Bogotá.

En los siguientes años siguió difundiendo el folclore chocoano en diferentes Universidades como: Grupo de danzas de la Universidad Nacional, Universidad Libre, Universidad de la Salle, Universidad ESAB, Universidad Distrital, Universidad Central, Universidad del Bosque. 

Trabajó en Colegios y casas de la Cultura de Cundinamarca, entre los que se encuentra: el Colegio Eucarístico Mercedario, Colegio Ciedi, Colegio Inscoop, Liceo Cultural las Américas, Casa de la Cultura de Chía y actualmente director de la Escuela de danzas de Casa de la Cultura de Tabio.

En sus investigaciones folclóricas, ha creado diferentes danzas que ya son parte de las danzas tradicionales del departamento chocoano, con un sentido pedagógico y del rescate del trabajo de laboreo en el campo. 

El maestro Lozano dirigía el grupo de Danzas Folclóricas del Litoral Pacífico de la Universidad Pedagógica Nacional, agrupación que rescata y difunde las diferentes danzas de la región Pacífica y que musicalmente está dirigida por su hijo el licenciado Diego Lozano, quien hace un trabajo con la Chirimía Oro y Plata y todas sus danzas son interpretadas con la organología tradicional sumando instrumentos de orquesta tropical. Este grupo lleva trabajando desde mediados del año 2011 quien el Maestro Orinzón Perdomo director de Extensión Cultural y Edwin Vargas director de Bienestar Universitario, decidieron contratarlo para rendirle un homenaje al fundador de las danzas en el alma mater de la educación, después de 30 años de haber iniciado su trabajo en la pedagógica.  Personaje No.228



Biografía suministrada por Diego Armando Lozano.

miércoles, 15 de marzo de 2017

RODRIGO “Rocky” VALDEZ HERNANDEZ 1946-2017




Campeón Mundial Peso Mediano de la CMB: 25 de mayo de 1974 (Montecarlo)-
26 de junio de 1976. Campeón Mundial Peso Mediano: 5 de noviembre de 1977 (en Lombardia, Italia) – 22 de abril de 1978.

Rocky fué uno de los 8 hijos de Raymundo Valdez y de Perfecta Hernández. Su madre enviudó cuando él era pequeño. Prácticamente se dice que el ex-campeón tomó las riendas del hogar. 
Nacido el viernes 22 de diciembre de 1946 en el arrabal de Getsemaní (Cartagena, Colombia). Muere el martes 14 de marzo de 2017, hacia las 11 de la nocheen la Clínica San Jose de Torices de Cartagena, tras un infarto. Su salud estaba comprometida con Diabetes y Alzheimer según expresó su compañera Ana.

Vivió en el barrio Crespo (en Cartagena)  donde es todo un personaje, lugar donde piensó morir como lo afirmó en cientos de entrevistas que le realizaron. Su última pareja fué Ana Tijerino con quien tuvo dos niñas, Ana Milena y Jennifer Valdez. Cuentan quienes lo conocen que Rocky fué un mujeriego juicioso y que supo invertir y responder por los 12 hijos que tuvo con diferentes damas.

Ha expresado que se interesó en el deporte cuando tenía 14 años, él era pescador y se la pasaba con sus amigos en el Mercado de Bazurto, a éstos también les gustaba el boxeo y eso lo entusiasmó a decidirse por practicarlo con seriedad y pasión todos los días.   Apenas hizo hasta cuarto de primaria.

En Colombia se desarrolló la primera parte de su carrera hasta que ante la falta de rivales decidió viajar a los Estados Unidos donde conoció a Antonio “chino” Govin, su entrenador y más que eso su amigo, su hermano, la persona que lo acompañó buena parte de su trayectoria. Así mismo, al cotizado Gil Clancy, quien se encargó personalmente de impulsar su carrera poniéndolo a pelear con los mejores de la época.

Su primer combate profesional fue en 1963, en ese entonces se ganó 150 pesos y derrotó por decisión unánime a Rafael Pineda. Tuvo que esperar 11 años para enfrentar al argentino Carlos Monzón, considerado en esa época el pegador más completo libra por libra, aunque antes se ganó 50 mil dólares por enfrentar a Benny Briscoe, al que mandó a la lona en el séptimo asalto.

A partir de ese momento la suerte para Valdez fue otra. Sus cuentas bancarias crecieron. Lo primero que hizo fue comprar un apartamento y cinco buses.

En 1973 el Consejo Mundial de Boxeo despojó del título a Monzón y ordenó realizar un combate entre los dos más fuertes aspirantes. La pelea se efectuó en Montecarlo el 25 de mayo de 1974: Valdés ganó por nocaut fulminante en el décimo asalto al estadounidense Benny Briscoe y fue la segunda corona mundial para Colombia.

Después de hacer cuatro defensas exitosas de su título, el Comité Mundial de Boxeo decidió unificar de nuevo la categoría y acordó un combate entre los campeones de las dos organizaciones.

Valdés fue derrotado en ambos intentos por unificar la corona de los medianos ante Monzón por decisión unánime de los jueces. Sólo logró alcanzar su cometido el 5 de noviembre de 1977, ante el retiro del campeón y tras vencer de nuevo a Briscoe.

Se retiró por la puerta grande en 1978, siendo un ejemplo para todos sus colegas. Nunca se vio envuelto en escándalos por alcohol, drogas o de otro tipo, tal como sucedió con Antonio Cervantes ‘Kid Pambele’, hoy sumido en la pobreza y con problemas de alcoholismo

En el 2000, Rocky fue condecorado por la Federación Colombiana de Boxeo, quien le otorgó el premio por toda una vida deportiva.  Personaje No. 199



lunes, 16 de enero de 2017

DANIEL PALACIOS MARTINEZ 1928-2016

Daniel Palacios Martínez. Político liberal chocoano, nacido en Cértegui (Chocó, Colombia).  Murió en Bogota el 23 de diciembre de 2016 en la Clínica Reina Sofia. Hizo parte de la élite de POLÍTICOS CHOCOANOS que sobresalieron en la segunda mitad del siglo XX. 

Maestro egresado de la Normal de Quibdó en el año 1947

Licenciado en Idiomas con varias especializaciones
Abogado. Casado con Cecilia Valero, dos hijos: Davis y Yolima. Residió 
en Bogotá durante mas de 45 años.

Fué:

  • Senador de la República
  • Representante a la Cámara
  • Gobernador del Chocó en el Gobierno del presidente Cesar Gaviria.
  • Abogado Litigante.  
  • Fundador de la Casa de la Cultura Jorge Isaac en Quibdó
  • Propietario de la Emisora Ecos del Atrato, en Quibdó.

jueves, 21 de julio de 2016

TRISMILA RENTERIA DE MOSQUERA 1949-2016

Una de las ACTIVISTAS mas aguerridas del Proceso de Comunidades Negras Colombiano. Luchadora por mas de 30 años, residía en Buenaventura. Sus hijos: Francia, Janeth y Ezequiel. Fallece el 19 de julio de 2016 en Cali.

Perteneció a la: Asociación de Mujeres Trabajadoras de la costa del Pacífico, ASOMUTRALP
Nació en 1949 en Pizarro (Chocó) y criada desde los seis años de edad en Buenaventura (Valle del Cauca). A los 17 años de edad con cuarto año de Normal fue enviada por el Vicariato Apostólico, bajo las órdenes de Monseñor Gerardo Valencia Cano, a la comunidad indígena del río Pavasa, Chocó; siendo la primera maestra de una comunidad indígena en ese territorio.
Bachiller Normalista: Normal Departamental para Varones (1992), Licenciada en Educación Básica Primaria: Universidad del Quindío (1996)

Entre sus aportes:
· Miembro fundador Vereda La Esperanza, Buenaventura, Cogestión y aportes al Proceso de Comunidades Negras, Ley 70 de 1993 y Etnoeducación, Propuesta para que los estudiantes de escasos recursos de comunidades negras pudieran acceder a la educación superior pagando con trabajo social, lo que dio origen al fondo de Becas de ICETEX para estudiantes de Comunidades Negras. Aportes para la creación del Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura – INPA. Documento “Reseña Histórica de la Etnia Negra en el Pacífico Colombiano”. En: Colombia Multiétnica y Pluricultural. ESAP, 1991

 Experiencia Laboral
Presidenta ASOMUTRALP
Representante Legal CCCN Vereda El Esfuerzo
Directora Escuela García Márquez y C.E.A. Sitronela
Docente INEAFRO
Promotora Desarrollo Rural Centro Administrativo Municipal Buenaventura (1992-1997)
Maestra Alfabetizadora Secretaría de Educación Departamental del Valle (1985-2000)
 Reconocimientos:
Comunitaria del año: FUNDACIÓN SENSEMAYÁ, Buenaventura, 1991
Presidente de Honor y Delegado Cultural COHISPA, Buenaventura, 1995
Mérito Comunitario en el Día Internacional de la Mujer ASOCOBUEN, Buenaventura, 2000
Mención Honorífica por El Trabajo Educativo con la Comunidad SUTEV Buenaventura
Personaje No. 102

viernes, 10 de junio de 2016

MUHAMMAD ALI 1942-2016


El funeral se llevo a cabo el 10 de junio de 2016 en su tierra natal Louisville, Kentucky. donde asistieron miles de seguidores y personalidades de talla mundial, entre ellos el ex presidente Clinton. 








martes, 12 de abril de 2016

EDGAR JOSE PEREA ARIAS 1934-2016

Fallece en Bogota en la Fundación Santa Fe el 11 de abril de 2016. El ultimo cargo fueEMBAJADOR EN SUDAFRICA: 2008- mayo 2011, comentarista deportivo, ex senador y ex candidato a la Alcaldía de Barranquilla. Nacido el 2 de junio de 1934 en Quibdó (Chocó). Antes de la edad de 4 años, su familia se trasladó a Cartagena. Posteriormente En Medellín estudio Máster en Mecánica industrial. En 1962 regresa a Cartagena y Barranquilla la ciudad que lo recibe de por vida. Esta casado con Celia Jiménez. Sus hijos: SYDAR, EDGAR JOSE, YANETH, PIEDAD, FERNANDO, IGNACIO JOSE. Estuvo mas de 55 años en el medio y le decian 'el campeón'. “Considerado como el mejor locutor” Sus narraciones fueron de las más escuchadas en todo Colombia. Fue director y propietario de la Cadena Radio Mar Caribe, en Barranquilla. 

Senador de la República
 por el partido liberal en el año 1998 sacando 71510 votos. Dos años después perdió la investidura y sus derechos políticos por orden del Consejo de Estado, que en un fallo concluyó que Perea violó la Constitución al transmitir un partido de fútbol, en momentos que tenía la condición de funcionario público. El 13 de agosto de 2002: fue ratificada la providencia. En sentencia de tutela T-1232 la Corte Constitucional dejó sin efecto dichas providencias y en mayo de 2004 ese mismo Tribunal a través del auto 057 ratificó su decisión y negó la solicitud de nulidad presentada por el entonces presidente del Consejo de Estado. En el año 2007 se inscribió por segunda vez, por el partido de Colombia Democrática (del ex senador Mario Uribe), a la Alcaldía de Barranquilla donde se obtuvieron resultados así: Alejandro Char: 223,580, Máximo José Noriega : PDI 43,628, Edgar Perea: 39,618 votos. En el año 2003 se inscribió a la Alcaldía de Barranquilla, donde Guillermo Hoenigsberg obtuvo 97.402 votos y Edgar Perea 69.203 votos.


Septiembre 1 de 2008, Junio 2 de 2010 (Personaje No. 42).