sábado, 20 de julio de 2013

EN EL 95 CUMPLEAÑOS DE NELSON ROLIHLAHLA MANDELA

Por: José Eulícer Mosquera Rentería.


Político revolucionario sudafricano, nació en Umtata, Transkei, hoy Mvezo, Sudáfrica, el 18 de julio de 1918.  
Cónyuges: Graça Machel, desde 1998 hasta la fecha; Winnie Madikizela, 1958–1996; Evelyn Mase 1944–1958.

Renunciando a su derecho hereditario a ser jefe de una tribu xhosa, Nelson Mandela se hizo abogado en 1942. En 1944 ingresó en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de lucha contra la opresión de los negros sudafricanos. Mandela fue uno de los líderes de la Liga de la Juventud del Congreso, que llegaría a constituir el grupo dominante del ANC; su ideología era un socialismo africano: nacionalista, antirracista y antiimperialista  

En 1948 llegó al poder en Sudáfrica el Partido Nacional, heredero de la ideología fascista de Hitler, que institucionalizó la segregación racial creando el régimen del apartheid, o de separación por odios a los blancos de los negros. Bajo la inspiración de Gandhi, el ANC propugnaba métodos de lucha no violentos, la Liga de la Juventud presidida por Mandela, entre 1951 y 1952 organizó campañas de desobediencia civil contra las leyes segregacionistas.

En 1952 Mandela pasó a presidir el CNA del Transvaal, al tiempo que dirigía a los voluntarios que desafiaban al régimen; se había convertido en el líder de hecho del movimiento. La represión produjo 8.000 detenciones, incluyendo la de Mandela, que fue confinado en Johannesburgo. Allí estableció el primer bufete de abogados negros de Sudáfrica.

En 1955, cumplida su condena, reapareció en público, promoviendo la aprobación de la “Carta de la Libertad”, que se convertiría en el programa de gobierno y plataforma de lucha del CNA, que de inmediato recibió el respaldo del Congreso Indio Sudafricano, El Congreso de Sindicatos Sudafricanos y el Congreso de los Demócratas-Blancos-, en la que se plasmaba la aspiración de un Estado multirracial, igualitario y democrático, una reforma agraria y una política de justicia social en el reparto de la riqueza, y Cuyo encabezado dice: “Nosotros, el pueblo de Sudáfrica, proclamamos a todo nuestro país y al mundo que Sudáfrica pertenece a todos los que viven en ella, negros y blancos, y que ningún gobierno puede reivindicar ningún poder si éste no está basado en la voluntad del pueblo. Todos los grupos nacionales tienen igualdad de derechos. La tierra será repartida entre quienes la trabajan… Las minas, bancos e industrias pesadas serán propiedad del pueblo en su conjunto.”

El endurecimiento del régimen racista llegó a su culminación en 1956, con el plan del gobierno de crear siete reservas o bantustanes, territorios marginales supuestamente independientes, en los que se confinaba a la mayoría negra. El CNA respondió con manifestaciones y boicoteos, que condujeron a la detención de la mayor parte de sus dirigentes; Mandela fue acusado de alta traición, juzgado y liberado por falta de pruebas en 1961.
Durante el largo juicio tuvo lugar la matanza de Sharpeville, en la que la policía abrió fuego contra una multitud desarmada que protestaba contra las leyes racistas, matando a 69 manifestantes, en 1960. A la matanza siguió la declaratoria del estado de emergencia por parte del gobierno, en virtud del cual arrestó a los líderes de la oposición negra. En esta oportunidad Mandela permaneció detenido varios meses sin juicio.

Aquellos hechos terminaron de convencer a los líderes del CNA de la imposibilidad de seguir luchando por métodos no violentos, que no debilitaban al régimen y que provocaban una represión igualmente sangrienta. En 1961 Mandela fue elegido secretario honorario del Congreso de Acción Nacional de Toda África, un nuevo movimiento clandestino que adoptó el sabotaje como medio de lucha contra el régimen de la recién proclamada República Sudafricana; y se encargó de dirigir el brazo armado del CNA, bautizado “Lanza de la Nación”. Su estrategia se centró en atacar instalaciones de importancia económica o de valor simbólico, procurando no atentar contra vidas humanas.

En 1962 viajó por diferentes países africanos buscando fondos, capacitándose militarmente y procurando la solidaridad con la causa sudafricana. Pero a su regreso fue nuevamente detenido y condenado a cinco años de cárcel, posteriormente, en 1964, esta condena se transformó en cadena perpetua; y en su homenaje fue elegido presidente del CNA.

Mandela y su organización política, el Congreso Nacional Africano, CNA, denunciaban ante el mundo permanentemente la injerencia de los gobiernos de Estados Unidos y su central de inteligencia, CIA, en los asuntos de los países africanos, a favor de las fuerzas del colonialismo, el capitalismo y el imperialismo occidental, y en contra de los procesos libertarios de los pueblos africanos. Tal como en los siguientes casos:
-El derrocamiento del gobierno democrático del Congo y asesinato de Patricio Lumumba, en 1961, propiciando su posterior invasión por Sudáfrica, Rodhesia, Alemania Occidental y mercenarios anticomunistas cubanos;
-En el derrocamiento del doctor Kwame Nkrumah y la instauración de una dictadura militar en Ghana, en 1966;
-El apoyo a los secesionistas de Biafra que pretendían dividir a la República Federal de Nigeria, entre 1967 y 1969, inclusive enviando tropas mercenarias como refuerzos;
-Su ayuda en el derrocamiento del gobierno de Modibo Keita en Mali, en 1968;
-Su enorme ayuda a las organizaciones militares FNLA y UNITA que pretendían derrocar al gobierno democrático y revolucionario del MPLA y Agostino Neto en Angola, desde 1975 hasta la Batalla de Cuito Cuanavale, desarrollada entre diciembre de 1987 y marzo de 1988, donde además de estas organizaciones armadas, fueron derrotadas definitivamente las fuerzas sudafricanas que habían invadido Angola y significó en lo inmediato la liberación total del territorio angolano y condujo a la independencia de Namibia. Hazaña lograda por los combatientes angolanos y namibios que contaron con la invaluable ayuda del pueblo cubano y sus Fuerzas Armadas;
-Su apoyo a mercenarios-contrarrevolucionarios sudafricanos en su invasión y desestabilización de Mozambique y Zimbabwe, en los años de 1980;  
-Su participación en el atentado contra el avión donde viajaba Samora Machel, donde murió con todos los demás ocupantes, en 1986; y
-En los numerosos atentados contra Gadafi y su familia, donde murieron algunos de sus miembros y otras personas libias inocentes. Entre otros

Durante sus 27 años de prisión fue mantenido en condiciones muy difíciles y el Gobierno Sudafricano rechazó todas las peticiones de libertad, pero Mandela se mantuvo firme en sus ideales, lo que llevó a que se convirtiera en figura legendaria, símbolo de la lucha contra el apartheid, por la libertad, la dignidad humana y la justicia social, tanto en su país como en el mundo.

En 1983 bajo el liderazgo del CNA, con el respaldo total de Mandela, y su alianza con el Partido Comunista Sudafricano, liderado por el sudafricano de origen lituano, Joe Slovo, se creó el Frente Democrático Unido que agrupó a mas de 700 organizaciones barriales, sindicales, estudiantiles, religiosas, juveniles y representativas de diferentes grupos étnicos y nacionales, que contaban con más de un millón de militantes. Con el cual se realizaron las más contundentes acciones contra el régimen del apartheid y sus políticas antidemocráticas, dejándolo maltrecho y muy mal parado ante la opinión nacional e internacional, y preparó el camino para la liberación de Mandela.

Ante este hecho, el Gobierno Sudafricano en 1984 intentó acabar con el mito en que se había convertido Mandela, ofreciéndole la libertad si aceptaba establecerse en uno de los bantustanes, renunciando públicamente a los métodos radicales de lucha contra el régimen. Ofrecimiento que él rechazó en forma tajante.

Durante los años de su prisión, su entonces esposa, Winnie, se constituyó en símbolo de la continuidad de la lucha, alcanzando un alto reconocimiento dentro del CNA.

En 1989 el entonces presidente Botha sufrió un derrame cerebral y fue sustituido por Frederick Willem De Klerk, quien en 1990 finalmente se vio precisado a ceder ante la valentía de Mandela y su pueblo, y la presión de la comunidad internacional, abriendo el camino para el desmonte de la segregación y el odioso régimen del apartheid.
En este orden, fue liberado Mandela en 1990, convirtiéndose a su vez en el principal interlocutor para el desarrollo de un proceso de negociación que condujera a la democratización del país. Por lo cual Mandela y De Klerk compartieron el Premio Nobel de Paz en 1993.
Durante los años de su prisión, su entonces esposa Winnie se constituyó en símbolo de la continuidad de la lucha, alcanzando un alto reconocimiento dentro del CNA.

En las elecciones de 1994, Mandela se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica y a partir de su posesión puso en práctica  una política de reconciliación nacional, manteniendo a De Klerk como vicepresidente, al tiempo que se esforzó por motivar hacia la inclusión y  la participación democrática al partido de mayoría zulú In khata.

Al terminar su mandato presidencial en 1999, Mandela sorpresivamente decide abandonar la vida política para que otros miembros de su partido tengan la posibilidad de aspirar y llegar a la Presidencia de Sudáfrica.

A comienzos de marzo de 2013 se le realizó una operación quirúrgica con éxito, pero el 8 de junio de 2013 fue hospitalizado en Pretoria en estado grave por una infección pulmonar. Después de cuatro días se informó de que su estado se había estabilizado, estando en un "estado grave, pero estable". Según afirmación de Mac Maharaj, portavoz de la Presidencia de Sudáfrica, en un comunicado del 05-07-2013, el estado del ex presidente Nelson Mandela, que todavía está en un hospital en Pretoria, ha pasado a ser crítico.

Consecuente con su ideología del socialismo africano, nacionalista, antirracista y antiimperialista, Mandela pactó con la clase capitalista sudafricana el desmonte inmediato del régimen de apartheid y un proceso gradual de participación de los trabajadores y de las comunidades en la propiedad de las empresas, a través de cooperativas o empresas asociativas, asumiendo un cronograma que a la vez  incluía la mejora de sueldos y salarios, de la seguridad social y las condiciones laborales para la población  negra-africana.
Lo preocupante es que quienes recibieron el poder político cedido por Mandela, se han acomodado, dedicándose a la vida lujosa y aburguesada, en buena medida contemporizando con los opresores
del pueblo sudafricano y aplazando el cumplimiento del cronograma de las transformaciones socio-estructurales pactadas. Por lo cual, diferentes segmentos populares y de las clases trabajadoras, a través de masivas manifestaciones públicas, vienen exigiendo la continuidad de los cambios que conduzcan a una justicia social real, siendo reprimidos en forma tan brutal como durante la vigencia del régimen del apartheid. Azabache, julio-2013-3



domingo, 14 de julio de 2013

Rosa Parks 1913-2005

(Rosa Louise Parks, Tuskegee, Alabama, nace el 4 de febrero de 1913) Defensora de los derechos civiles estadounidense. Hija de un carpintero y de una maestra, Rosa Louise McCauley (éste es su nombre de soltera) cursó estudios en la escuela industrial Montgomery Industrial School for Girls y en el colegio para maestros Alabama State Teachers College. Finalizados sus estudios, Rosa se casó con Raymond Parks.

El matrimonio vivía en una época en que la segregación, o sea la separación de las personas por motivos raciales o religiosos, predominaba todavía en la mayor parte de los estados del sur. Decidida a combatir el segregacionismo, Rosa Parks se convirtió en 1949 en asesora de una asociación para promover el bienestar de los negros, la National Association for the Advancement of Colored People (NAACP).

En 1955 tuvo lugar el incidente que la haría mundialmente famosa; pocas veces un acto tan nimio ha tenido tan importantes consecuencias, en este caso, en el terreno de la lucha por la igualdad de derechos en Norteamérica. Rosa Parks, un humilde modista negra, se negaba a ceder su asiento en el autobús a un viajero blanco. El conductor llamó a la policía y la mujer fue detenida y obligada a pagar una multa de catorce dólares. El hecho puso de manifiesto una vez más las condiciones de segregación a que estaban sometidas las gentes de color, que tenían prohibido el acceso a piscinas, escuelas, restaurantes y un gran número de servicios públicos exclusivos para los blancos.

El incidente del autobús tuvo como primer efecto la creación de la Montgomery Improvement Association, cuya finalidad era la defensa de los derechos civiles de la minoría negra. Martin Luther King fue su presidente. La asociación organizó un boicot a los autobuses de Montgomery que tuvo un seguimiento masivo y fue un rotundo éxito: duró 382 días y contribuyó a que la causa de los afroamericanos de Montgomery fuese conocida en todo mundo. Como consecuencia de ello, el gobierno norteamericano se vio obligado a abolir la segregación en los transportes públicos.

En 1957, Rosa y su marido se establecieron en Detroit, Michigan, donde prosiguió su actividad en la defensa de los derechos civiles. En 1965, Rosa Parks empezó a trabajar para el congresista John Conyers (1965-1988). Después del fallecimiento de su marido en 1977, fundó el instituto Rosa and Raymond Parks Institute for Self-Development, 2005 dedicado al desarrollo personal. Actualmente este centro patrocina el programa anual Pathways to Freedom (Camino a la Libertad), que organiza recorridos en autobús para adolescentes con el objeto de darles a conocer la reciente historia de la lucha por los derechos civiles en los Estados Unidos.

En 1989, Rosa Parks participó en la inauguración del monumento conmemorativo Civil Rights Memorial, en Montgomery, Alabama. En 1999 recibió de manos del presidente Bill Clinton la Medalla de Oro del Congreso. Todavía hoy la figura de Rosa Parks es considerada como una de las más importantes en la lucha por los derechos civiles.
Rosa Parks murió a la edad de 92 años el 24 de octubre de 2005 en la casa de retiro en la que pasó sus últimos años. En 2004 le fue diagnosticada demencia progresiva.
El 30 de octubre de 2005, los restos de Rosa Parks fueron honrados en la rotonda del Capitolio, convirtiéndose en la primera mujer y la segunda persona afroamericana en recibir este honor.


Extraído de Biografias y Vidas

domingo, 7 de julio de 2013

Desmond Tutu

Desmond Mpilo Tutu- Eclesiástico y político sudafricano cuya labor en defensa de los derechos humanos fue premiada en 1984 con el Premio Nobel de la Paz, hijo de una empleada doméstica, Aletha Matlhare, y un maestro, Zachariah Tutu, nació el 7 de octubre de 1931 en la población sudafricana de Klerksdorp. Su padre era director de una escuela misionera en la cual Desmond fue educado. Fue bautizado como metodistpero luego toda la familia se convirtió por influencia de su hermana Silvia en la Iglesia Episcopal Metodista Africana. A los doce años su familia emigró a Johannesburgo. Aunque quería ser médico, orientó su educación a la enseñanza debido a que su familia no podía pagarle estudios más costosos, porque consiguió entrar en la universidad pero no le otorgaron la beca que solicitó. 

En 1953 se recibió de maestro en el Colegio Normal Bantú de PretoriaComenzó trabajando en la escuela donde su padre era director. En 1955 obtuvo su bachelor degree en la Universidad de Sudáfrica (UNISA). El 2 de julio de 1955 se casó con Nomalizo Leah Shenxane, con quien tuvo cuatro hijos: Trevor Thamsanqa, Theresa Thandeka, Naomi Nontombi y Mpho Andrea.

Hasta 1958 trabajó como profesor de secundaria en el Instituto Bantú de Johannesburgo. Entre 1958 y 1960 estudió en el St. Peters Theological College de Rosettenville en Johannesburgo, donde obtuvo la licenciatura en Teología. Fue ordenado como diácono en diciembre de 1960 en la Catedral de Santa María en Johanesburgo.

En 1962 se fue a vivir Londres. En 1966 recibió su master con honores en Londres y volvió a Sudáfrica donde comenzó su doctorado en el Seminario Teológico de Alice pero no pudo concluirlo. Entre 1967 y 1969 fue miembro de la comisión directiva en el Seminario Teológico de la Universidad de Fort Hare. Se dedicó a dar conferencias denunciando la precariedad de la situación de algunos sudafricanos y los riesgos de la situación de desigualdad que se vivía. Advirtió que esto podría producir estallidos violentos en cualquier momento.

En 1972 volvió a Londres y fue designado vicedirector del fondo teológico de educación del Consejo Mundial de Iglesias. En 1975 volvió a Sudáfrica y fue ordenado el primer obispo negro de la Iglesia de la Provincia de África Meridional en Sudáfrica. También se convirtió en el rector de la Catedral de Santa María en Johanesburgo. En 1986 fue nombrado arzobispo de Ciudad del Cabo, cargo desde el que colaboró para la transición democrática en su país.

En 1976, en el contexto de las protestas de Soweto contra la obligación del uso del afrikáans como lengua de instrucción en las escuelas para jóvenes sudafricanos negros, que se convirtió en una revuelta masiva nacional contra el apartheid, Desmond Tutu tomó parte activa dando soporte al boicot económico internacional contra su país y también pidió a los padres a apoyar un boicot escolar. Durante años le fue denegada la visa para salir de su país.

Fue Obispo de Lesotho entre 1976 y 1978 y entre 1978 y 1985 fue Secretario General del Consejo Sudafricano de Iglesias, continuando así su lucha contra el apartheid con el acuerdo de casi todas las iglesias cristianas de Sudáfrica.
Tutu abogó constantemente por la reconciliación entre todos los grupos implicados en el apartheid, denunció constantemente al gobierno blanco minoritario por su política racista contra la mayoría de la población negra y condenó a los grupos antiapartheid que efectuaban o propiciaban actuaciones violentas y terroristas, como el Congreso Nacional Africano y diversos grupos de extrema izquierda. Junto con Steve Biko, Tutu llamó a la población a la desobediencia civil.

El 15 de octubre de 1984 le fue concedido el Premio Nobel de la Paz «por su constante lucha contra el apartheid».

El 7 de septiembre de 1986 fue ordenado Arzobispo de la Iglesia de la Provincia de África Meridional, siendo nuevamente el primer hombre sudafricano de tez oscura en conseguirlo. Ocupó su cargo de Arzobispo de Ciudad del Cabo entre aquel año y 1996. Tras el fin oficial de la política de apartheid, Tutu fue nombrado director de la Comisión para la verdad y la reconciliación (Sudáfrica) creada por el recién electo Presidente de Sudáfrica Nelson Mandela. Dicha comisión denunció las atrocidades de ambos lados y es tomada como ejemplo en todo el mundo.
Se retiró en 1996 de su trabajo en la iglesia y en 1997 le diagnosticaron un cáncer de próstata.

El 22 de julio de 2010 Desmond Tutu anunció que se retiraba de la vida pública. Dimitió de sus cargos como Rector de la Universidad de Western Cape y como representante en el comité consultivo de las Naciones Unidas sobre la prevención del genocidio. Sus últimas apariciones, fueron durante la Inauguración de la XIX Copa FIFA del Mundo Sudáfrica 2010 y la gala de entrega del Balón de Oro 2010.

Desde entonces se dedica a luchar contra la epidemia del HIV. Forma parte de las 18 personalidades mundiales que dan apoyo a la Alianza de Civilizaciones. Es miembro del Comité de Honor de la Coordinación internacional para el Decenio de la no-violencia y de la paz. Es también presidente del grupo The Elders y trabaja en el Desmond Tutu Peace Centre.
En 2011 se produjo un escándalo con el Dalai Lama, líder espiritual tibetano, exiliado luego de liderar un levantamiento contra el gobierno chino, porque fue invitado por Desmond Tutu a Ciudad del Cabo para la conferencia Internacional de la Paz durante la celebración del 80 cumpleaños de Tutu. El Gobierno de Sudáfrica demoró en otorgarle el visado al Dalai Lama y el 4 de octubre de 2011, el Dalai Lama canceló su viaje. Ya en 2009 le habían negado el visado y esta vez Desmond Tutu se mostró muy enojado con el gobierno

Tomado de Wikipedia 

viernes, 5 de julio de 2013

Malcom X Malcolm Little Norton 1925-1965

Malcom X fue uno de los grandes líderes del proceso afroestadounidense de organización y lucha contra el racismo y por los derechos civiles. Su pensamiento y ejemplo siguen inspirando la conciencia y el liderazgo de la juventud afroamericana que reivindica la dignidad, identidad y la participación política autónoma de los Pueblos Negros del continente.
"No soy un racista, ni suscribo ninguna de las ideas racistas. Se puede decir, con toda honestidad y sinceridad, que sólo deseo libertad, justicia e igualdad para todo mi pueblo.
Mi principal interés es para el grupo de gentes al cual pertenezco, los Afroamericanos, porque es a nosotros, más que a ningún otro pueblo, a quienes se priva de los derechos inalienables" (Malcom X).
Nació el 19 de Mayo de 1925, en Omaha, Nebraska, Estados Unidos. Fue bautizado con el nombre de Malcom Little. A sus cuatro años sufrió la crueldad del racismo al ser incendiada su casa por el KU KLUX KLAN, organización integrada por blancos racistas, que defienden, por medio de la violencia, la supremacía y la dominación de los blancos sobre las demás razas.
Se retiró de la escuela en el octavo grado y, como muchos otros jóvenes de los ghettos negros, fue atrapado por las redes de la delincuencia, terminando en la prisión. En la cárcel, influido por las ideas de los musulmanes negros (Black Muslims) decidió estudiar y rehabilitarse para dedicar su vida a la lucha por la organización y los derechos afroestadounidenses.
Tan pronto obtuvo su libertad, en 1952, Malcolm X se integró a la organización de los musulmanes negros llamada la Nación del Islam, que difundía la religión musulmana como religión africana contrapuesta al cristianismo, y predicaba y luchaba activamente contra el sistema racista que dominaba la sociedad estadounidense.
Los musulmanes negros proponían y luchaban por la separación total de las sociedades negras y blancas. Querían un territorio propio para la nación afroestadounidense, donde pudiesen ejercer al derecho a la autodeterminación política y el desarrollo social sin la opresión blanca y la violencia racista.
Cumpliendo con las normas de la Nación del Islam, Malcom X cambió su apellido de esclavo y adoptó la "X" para indicar su sentido de libertad e integrarse con toda su inteligencia al desarrollo de los ideales musulmanes y la lucha antirracista.
"No hay que adelantarse ni dar nada por seguro para luego desesperarse cuando las cosas no se concretan. Debemos aprender que somos los dueños de nuestro destino sólo cuando hacemos los máximos esfuerzos por realizar nuestros objetivos. No demos nunca nada por descontado y veremos cómo de este modo siempre nos aseguraremos el éxito" (Malcom X).
Al iniciar la década de los años 60s, los afroestadounidenses lanzaron una gran movilización nacional contra las leyes de la segregación y la injusticia racista, conocida en la historia como el Movimiento por los Derechos Civiles, organizado por la conferencia de Líderes Cristianos del Sur, cuyo máximo líder fue el reverendo doctor Martin Luther King, Jr.
La Nación del Islam, orientada por Alijah Muhammad, rechazaba participar en el Movimiento por los Derechos Civiles, por considerar que sólo se proponía la integración racial con los blancos. Malcom X no compartió esta posición, lo cual generó un enfrentamiento con Alijah Muhammad, siendo suspendido de la organización al finalizar 1963. Poco después, Malcom se retiró de la Nación del Islam para crear la Organización de la Unidad Afroamericana - OAAU -.
La OAAU surge ante la necesidad de defender y desarrollar la unidad de acción entre las organizaciones del Pueblo Negro, en una coyuntura histórica y fundamental de la movilización y la lucha por los derechos civiles.
"No intentamos amenazar la existencia de ninguna organización, pero divulgamos el evangelio del Nacionalismo Negro. Donde sea que haya una iglesia que también predique y practique el evangelio del Nacionalismo Negro, únete a esa iglesia. Si la NAACP predica y practica el evangelio del Nacionalismo Negro, únete a la NAACP. Si el CORE divulga y practica el evangelio del Nacionalismo Negro, únete al CORE. Únete a cualquier organización que tenga un evangelio que favorece el avance del Pueblo Negro. Y cuando entres y los veas vacilando o acomodándose, retírate porque eso no es Nacionalismo Negro; encontrarás otras" (Malcom X).
"Donde quiera que vayáis y sea aquello que hagáis recordad siempre que seguimos siendo hermanos y hermanas, y que siempre tenemos el mismo problema. No despilfarremos el tiempo en condenarnos y combatimos recíprocamente. Ya hemos perdido demasiado en el pasado". (Malcom X).
Desde la OAAU, Malcom X prosiguió la lucha por el Nacionalismo Negro y el derecho de las Comunidades Negras a defenderse de la violencia racista utilizando todos los medios posibles. Combatió la participación electoral de la población negra dentro de los partidos racistas de los blancos, que siempre los están utilizando e impidiendo el desarrollo de un proyecto político propio.
"No estoy tratando de derribar a los demócratas en favor de los republicanos; pero es verdad: ustedes ponen a los demócratas en primer lugar y ellos los ponen en último a ustedes.
Ellos reciben todos los votos negros y, después que los reciben, el Negro no recibe nada a cambio" (Malcom X).
Las experiencias interétnicas e interraciales vividas por Malcom durante los viajes que hizo por el mundo, en especial en los países africanos y árabes, le permitieron transformar su pensamiento sobre "el diablo blanco", para plantear que el verdadero enemigo del Pueblo Negro eran las clases dominantes blancas, dueñas de la riqueza, y detentadoras del poder capitalista racista e imperialista. Malcom consideró que era necesario promover la solidaridad y las alianzas entre las clases oprimidas negras y blancas contra sus opresores y explotadores comunes.
Malcom X convocó al Movimiento Negro de los EE.UU. a desarrollar el internacionalismo contra la explotación y la injusticia en cualquier lugar del mundo donde se presentase. Rechazó la guerra contra el pueblo del Vietnam, y apoyó las revoluciones en Cuba y China. Su internacionalismo también tuvo en cuenta a los Pueblos Africanos en los países de América Latina y del Caribe, planteando el internacionalismo afroamericano en la lucha contra el racismo en todo el continente.
"Hay mucha gente que, cuando nosotros decimos que somos Afroameri canos, cree que nos refrrimos solamente a la población negra de los EE.UU., pero ignora que los dos tercios de la población del Brasil están formados por gentes con sangre africana. Esto significa que son Afroamericanos, ya que Brasil está en América del Suri y muchas otras naciones de Centroamérica y del Sur del continente e incluso el Canadá tienen un gran número de habitantes de origen africano. Si se suma el conjunto, resulta que hay, pues, unos cien millones de Afroamericanos en el hemisferio occidental.
No basta que los Afroamericanos de los EE.UU. se organicen sino que han de seguir este ejemplo los del Caribe, los Afrocubanos, los Afrobrasileños, etc. Es preciso que todos se organicen y que, una vez realizado esto en cada uno de los países, se unan todos, de manera que los Afroamericanos de los EE. UU. puedan cooperar a la elaboración de un programa coordinado con los de Cuba, Brasil, Venezuela, Haití y las Indias Occidentales" (Malcom X).
Otro de los aspectos de especial trascendencia en la actualidad fue la posición frente a la conciencia e identidad de género y el papel de la mujer en la sociedad y el proceso organizativo afroamericano. Sin la mujer nada sería posible, y debía ser reconocida y respetada como persona, y su participación organizada y militante era decisiva y fundamental para el logro de los objetivos de la lucha afroamericana:
"Si tu estás en un país progresista, la mujer es progresista. Si tu estás en un país que refleja conciencia hacia la importancia de la educación, es porque la mujer está consciente de la importancia de la educación.
Pero en todo país atrasado encontrarás que la mujer está atrasada, y en cada país que no pone énfasis en la educación encontrarás que es porque a la mujer no se le educa. Así que una de las cosas de la que me convencí totalmente en mis viajes recientes es la importancia de darle la libertad a la mujer, darle educación y darle incentivos para que salga y transmita este mismo espíritu y entendimiento a sus niños.
Y para ser sincero, yo estoy orgulloso de los aportes que nuestras mujeres han hecho en la lucha por la libertad y soy una persona que está a jávor de darles todo el margen posible porque han hecho aportes más grandes que muchos hombres" (Malcom X).
El pensamiento de Malcom X y el proyecto organizativo de la OAAU cautivaron a la juventud, a los excombatientes de las fuerzas militares, y a los sectores más marginalizados de las Comunidades Negras en todos los EE.UU. Malcom se convirtió en la voz, el coraje y la decisión de lucha de los sectores populares de la sociedad estadounidense. Por ello el régimen racista de los EE.UU. lo condenó a muerte y la sentencia fue ejecutada por sus agentes el 21 de febrero de 1965, haciendo creer que había sido asesinado por miembros de la Nación del Islam.
Malcom X no murió porque su sangre, su fuerza, su conciencia e iniciativa, se siguen reproduciendo en el compromiso y la lucha de los militantes del proceso organizativo y reivindicativo de los Pueblos Afroamericanos en todos los países del continente.

jueves, 4 de julio de 2013

MARTIN LUTHER KING Jr. 1929-1968

Por Juan de Dios Mosquera Mosquera
Martin Luther King, hijo, fue uno de los grandes líderes que produjo el siglo XX, protagonista de la lucha por los Derechos Humanos de los pueblos oprimidos, en especial de los Afroamericanos de Estados Unidos. El ejercicio de su extraordinario liderazgo en pro de la eliminación del racismo partió en dos la historia nacional de los estadounidenses, al liderar la conquista de los derechos étnicos, civiles y económicos negados a través del sistema de apartheid impuesto por los blancos a los descendientes de los africanos que fueron esclavizados en América por los europeos.
Nació el 15 de enero de 1929 en Atlanta, Georgia, uno de los estados del sur de la EE.UU., donde predominó la esclavización de los africanos en plantaciones de algodón. Su padre tuvo el mismo nombre y también fue pastor de la Iglesia Baptista.
En Estados Unidos, cuando nació M. L. King las clases dominantes blancas se resistían a eliminar la herencia racista y opresora de la sociedad esclavista considerando a las personas negras como seres sin derechos ciudadanos, y se seguían justificando con absurdas ideas inventadas de la Biblia, según las cuales Dios otorgaba a los blancos el poder sobre las personas negras debido a que eran inferiores y menos inteligentes y pensaban que la gente negra le debía obediencia y servidumbre eterna a los blancos.
Por ser hijo de un pastor baptista, la infancia de M. L. King transcurrió en mejores condiciones que la mayoría de los niños negros de su tiempo. En EE.UU. la población africana utilizó la religión para cóncientizarse de su dignidad, desarrollar su identidad y organiiarse en defensa del derecho a la libertad, primero, contra la opresión esclavista, después, contra el racismo y la discriminación racial.
Para afrontar la segregación racial en las iglesias blancas, los afroestadounidenses crearon las iglesias negras e hicieron de ellas centros de concientización y promoción de la organización comunitaria. Los pastores se convirtieron en guías y conductores políticos de las comunidades y entrando el siglo XX fueron los líderes del movimiento antirracista por los derechos civiles.
Para M. L. King el ser hijo de un pastor le posibilitó mejores condiciones familiares y oportunidades para acceder a la educación. En 1948 obtuvo el grado de Bachiller en Artes y luego se trasladó a la ciudad de Shester, Pensilvania, donde realizó estudios religiosos y se graduó como Licenciado en Teología. Fue muy apreciado durante su vida de estudiante; sus profesores resaltaban su inteligencia e iniciativa creadora, la disciplina que colocaba en todos sus compromisos y el sentimiento de identidad con los valores de la Africanidad y la Afroamericanidad. Desde sus estudios secundarios, M. L. King ya se mostraba como un activo defensor de los derechos del Pueblo Negro y, por la claridad de su pensamiento, despertaba la admiración y el respeto de sus compañeros y las personas que le rodeaban.
Cuando cumplíó los 24 años, M. L. King se enamoró de Coretta Scott una joven talentosa y comprometida con la lucha del Pueblo Negro, y practicando el consejo de los ancianos de buscar la pareja correcta, se casó con ella el 18 de junio de 1953. Coretta fue su compañera de luchas hasta su muerte; tuvieron cuatro hijos, dos hombres y dos mujeres.
En 1954, M. L. King es designado por la comunidad como pastor de la Iglesia Baptista de Dexter Avenue, en Montgomery. Dedica todas sus energías y sermones a la concientización de las personas negras, en especial de los jóvenes, desarrollando en ellas la autoestima de los valores afroamericanos y animándolos a integrar las organizaciones que luchaban contra el racismo y la segregación racial.
En Estados Unidos, tan pronto fue abolida la esclavitud el 1° de enero de 1863, las clases dominantes blancas comenzaron a expedir leyes racistas y segregacionistas que imponían el criterio de "separados pero desiguales" en contra de las Comunidades Negras.
El sistema de segregación (apartheid) prohibía los matrimonios y las relaciones sexuales entre parejas de razas diferentes. Las personas negras y blancas fueron separadas en las estaciones, los puertos, los trenes, los buses. No podían cohabitar en lugares públicos: hoteles, restaurantes, cafeterías, discotecas, iglesias, peluquerías; telefónicas, hospitales, parques y hasta en los cementerios. En las ciudades, las familias negras fueron obligadas a vivir lejos de los barrios blancos y en condiciones miserables. En los juzgados, personas negras y blancas debían jurar en Biblias distintas, y en todas partes crearon un doble sistema escolar. Si una persona negra era herida en la calle, si no llegaba a recogerla una ambulancia para "Negros" no la auxiliaba ninguna ambulancia para blancos. Era un sistema horrible que condenaba a las Comunidades Negras a vivir en ghettos de pobreza, ignorancia y servidumbre.
La segregación racial indignaba y humillaba a M. L. King y comenzó a enfrentarla desde sus actividades como pastor afiliándose como militante de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente Negra -NAACP-, organización fundada en 1900 por filántropos blancos. Pensando que aún no estaba preparado, suficiente y eficazmente, para asumir el liderazgo intelectual y organizativo de la lucha, decidió ingresar a la Universidad de Boston y en la primavera de 1955 se recibe como doctor en Teología. Sus estudios le permitieron profundizar los fundamentos filosóficos sobre la libertad, la justicia y la dignidad humana a través de pensadores como Mahatma Gandhi, Thoreau, Niebuhr, Jean Paul Sartre y Federico Nietzsche.
Martin Luther King, con la seguridad de los principios filosóficos del cristianismo y la no violencia ghandiana, consideró que para combatir el racismo y la segregación racial era necesario construir en cada Comunidad Negra un proceso organizativo cívico y masivo, consciente y dinámico, capaz de provocar una gran movilización de las gentes negras y no negras, solidarias en la lucha contra la injusticia. Para él no era estratégico oponer la violencia armada negra a la violencia asesina de los racistas blancos. Esta actitud y conducta lo confrontó ideológicamente con otros sectores organizados de la Comunidad Negra como los Musulmanes Negros y las Panteras Negras.
Martin L. King, dispuesto a dedicar su vida a la lucha por los derechos civiles del Pueblo Negro, formó un equipo de trabajo con Ralp Albernathy pastor de la Primera Iglesia Bautista. Los dos estaban de acuerdo con que la mejor estrategia para luchar contra la segregación racial y por los derechos civiles era unir y movilizar el poder de las iglesias negras. Ambos hicieron parte del Comité Ejecutivo local de la NAACP y desde sus iglesias animaron a sus miembros a ápoyar y comprometerse con el proceso organizativo de lucha contra el racismo.
El jueves 1 de diciembre de 1955 ocurrió "El Milagro de Montgomery" que generó la proyección del liderazgo y provocó el cambio rotundo de la vida de M. L. King: Rosa Parks, humilde obrera muy querida por la Comunidad Negra, fue ultrajada y detenida por un policía blanco por haberse sentado en una silla "sólo para blancos" en un autobus, y haberse negado a cederla al subirse un hombre blanco.
La NAACP consideró que la detención de Rosa Parks era la gran oportunidad esperada para movilizar a la comunidad negra lanzando un boicot contra la segregación en el transporte público y demandando la eliminación de las leyes segregacionistas.
M. L. King y Ralp Albernathy convocan una asamblea de los pastores de las Iglesias y, de acuerdo con los líderes comunitarios y estudiantiles, aprueban llamar a la comunidad negra a lanzar un boicot contra la segregación en los transportes. Para coordinar y orientar la acción constituyen la Asociación para el mejoramiento de Montgomery. Martin Luther King es elegido presidente.
La Comunidad Negra acata el llamado y, con disciplina y heroísmo, deja de utilizar el transporte público enfrentándose al acoso y la violencia de las autoridades, y los blancos racistas organizados en comandos del Ku Klux Klan y los Consejos de Defensa de los Blancos. La resistencia y oposición de los racistas radicalizó a la Comunidad Negra, y con la difusión de la protesta el boicot se extendió por otras ciudades como Birmingham, Mobile y Tallahassee. ¡Un año de luchas duró el boicot! La victoria con la eliminación de la segregación en los transportes produjeron la conciencia, la fuerza y la confianza en el pueblo afroestadounidense de que sí podía destruir el conjunto del sistema racista y conquistar sus derechos civiles y humanos.
En 1957, después de una dinámica evaluación de la trascendencia y proyecciones del proceso de lucha iniciado, M. L. King y los pastores negros crean la conferencia de líderes cristianos cuyo propósito fue orientar la lucha del Pueblo Negro contra la segregación racial, por su dignidad y los derechos civiles. La CLCS se proponía encauzar la organización, la concientización y las formas de movilización local y nacional del Pueblo Negro de los Estados Unidos.
La rueda de la historia continuaba su incontenible caminar. M. L. King había logrado renombre nacional e internacional, su liderazgo inspiraba y representaba el espíritu de lucha de millones de personas de todos las razas que durante décadas habían sufrido resignadas las humillaciones y la represión del sistema racista, y estaban decididas a construir el presente y un futuro digno para sus hijos, un futuro con justicia y libertad.
En 1957, M. L. King se había convertido en la conciencia antirracista de la nación estadounidense. Enfrentando las amenazas, atentados, complots judiciales y calumnias, trabajaba sin descanso con las comunidades de todo el país intercalando las responsabilidades de activista, filósofo y educador, sembrando la semilla de la libertad en todo el mundo y las bases legales y morales para una nueva vida del pueblo afroestadounidense.
Como activista, M. L. King trabajó incansablemente en la organización de las Comunidades Negras en poblaciones y ciudades de todo el territorio de los Estados Unidos. Consideraba que la organización era la base de la fuerza y el poder de acción y movilización del Pueblo Negro.
En 1960 apoyó la creación del Comité de Coordinación de Estudiantes No Violentos, cuyo papel fue comprometer y promover la movilización de la juventud, y los estudiantes hicieron las "sentadas" pacíficas en todos los establecimientos públicos y privados donde se practicaba la segregación racial. En los años siguientes creó el movimiento por la libertad. No descansó; seguía construyendo organizaciones comunitarias e impulsando campañas diarias y grandes manifestaciones que concentraban la opinión pública nacional y mundial; la más importante fue la marcha sobre Washington en 1963 donde pronunció el famoso discurso "Tengo un sueño". Una a una van cayendo las normas racistas, y las comunidades negras conquistan la ley de derechos civiles y su convencimiento sobre la fuerza del amor y la no violencia quedará consignada como herencia espiritual de M. L. King para las generaciones de todos los siglos venideros en sus libros: La marcha hacia la libertad, La medida de un hombre, La fuerza de amar y Por qué no podemos esperar. En ellos exalta el humanismo, el ejercicio de la dignidad y la justicia que encarnaban su pensamiento y sus acciones.
En 1964, el mundo entero reconoce y aclama la contribución de M. L. King a la paz mundial cuando se le concede el Premio Nobel de la Paz. King recibe este galardón en nombre de la lucha del Pueblo Negro y de las gentes de todos los colores que, unidos por la solidaridad, lograban el derrumbe inexorable del sistema de apartheid que envilecía la dignidad de los pueblos de los Estados Unidos. M. L. King había logrado orientar con su liderazgo la destrucción del sistema racista de la primera potencia mundial.
El 4 de abril de 1968 un hombre blanco, llamado James Earl Ray, asesinó a M. L. King. El mundo entero lo lloró y lo extrafió, la rebelión del Pueblo Negro incendió y destruyó las calles de los Estados Unidos. Su cuerpo desapareció físicamente pero su alma, su palabra, su pensamiento, su ejemplo, iluminan y orientan la lucha de los pueblos oprimidos por el ejercicio y el respeto a los derechos humanos. Honor y gloria a Martin Luther King.
ABRIGO UN SUEÑO
"Cuando los arquitectos de nuestra república escribieron las magníficas palabras de la Constitución y la Declaración de Independencia, firmaron un pagaré del que todo estadounidense habría de ser heredero. Este documento era la promesa de que a todos los hombres, si, tanto a negros como a blancos, les serían garantizados los inalienables derechos a la libertad y la búsqueda de la felicidad.
Pero hay algo que debo decir a mi gente que aguarda en el cálido umbral que conduce al palacio de la justicia. Debemos evitar cometer actos injustos en el proceso de obtener el lugar que por derecho nos corresponde. No busquemos satisfacer nuestra sed de libertad bebiendo de la copa de la amargura y el odio. Debemos conducir para siempre nuestra lucha por el camino llano y elevado de la dignidad y la disciplina. No permitamos que la protesta creativa degenere en violencia física. Una y otra vez debemos elevarnos a las majestuosas alturas en que tiene lugar el encuentro de la fuerza física con la fuerza del alma, y la maravillosa nueva militancia, que ha hundido a la Comunidad Negra, no debe conducirnos a la desconfianza de toda la gente blanca. Porque muchos de nuestros hermanos blancos, como lo evidencia su presencia aquí en este día, han llegado a comprender que su destino está unido al nuestro. Y también han llegado a comprender que su libertad está inextricablemente ligada a la nuestra. No podemos caminar solos. Y al hablar debemos hacer la promesa de marchar siempre hacia adelante. No podemos mirar atrás.
Hoy digo a vosotros, amigos míos, que aunque nos enfrentemos a las dificultades de hoy y mañana, yo todavía abrigo un sueño. Es un sueño que tiene profundas raíces en el sueño estadounidense. Sueño que un día esta nación se elevará y vivirá el verdadero significado de su credo: "Afirmamos que estas verdades son evidentes en sí mismas, que todos los hombres son creados iguales". Sueño que un día, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antíguos esclavos y los hijos de los antiguos dueños de esclavos, habrán de sentarse unidos en la mesa de la hermandad. Sueño que un día, incluso en el estado de Mississippi, un estado que se sofoca con el sudor de la injusticia, que se ahoga con el sudor de la opresión, habrá de convertirse en oasis de libertad y de justicia. Yo sueño que mis cuatro pequeños hijos vivirán un día en un país en el que no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad.
Cuando permitamos que la libertad resuene en cada poblado y en cada aldea, en cada estado y en cada ciudad, podremos celebrar la llegada del día en que todos los hijos de Dios, blancos y negros, judíos y gentiles, protestantes y católicos, podamos estrecharnos las manos y cantar los versos del viejo canto religioso negro: ¡ Libres al fin! ¡ Libres al fin / ¡ Gracias al Dios Todopoderoso ! ¡ Al fin somos libres!

miércoles, 3 de julio de 2013

Monseñor Gerardo Valencia Cano 1917-1972

Escrito por Aroldo Amaya Chaverra para Afrocolombianosvisibles, el 14 de diciembre de 2011.

Monseñor Gerardo Valencia Cano: no siendo afrodescendiente su obra apostólica en favor de los negros del pacifico colombiano es irrefutable. Nace en Santo Domingo Antioquia el 26 de agosto de 1917, en el seno de una humilde familia de orígen paisa profundamente religiosa de donde hereda su gran sentimiento de sacrificio y servicio por el bienestar de los desprotegidos y desarraigados. Se ordenó como sacerdote misionero en el Instituto de Misiones Extranjeras de Yarumal, el 29 de noviembre de 1942. En 1949 fue nombrado Prefecto Apostólico del Vaupés, donde ejerció por más de tres años. Entre 1956 y 1959 actuó también como Superior General de los Misioneros Javerianos de Yarumal.

Su apostolado con las comunidades negras lo inicia en la ciudad de Buenaventura el 24 de mayo de 1953 consagrado como Vicario Apostólico, donde permanece hasta su muerte en el lamentable accidente de la aerolínea satena el 21 de enero de 1972, en el mítico cerro de San Nicolás en los límites entre Chocó y Antioquia.

Para aquella época Buenaventura se perfilaba como el principal puerto del país movilizando más del 50% de las mercancías que ingresaban a nuestro país lo cual como hasta ahora no se traducía en progreso para la ciudad pues el retorno de ese gran porcentaje de riqueza generada para la nación era ínfima, de tal manera que la ciudad se expandía de manera desordenada sin las mas mínimas normas de urbanismo y carente de todos los servicios públicos donde sus habitantes provenientes del pacifico recóndito se hacinaban en condiciones lamentables cercados por el lodo producido por el sistema hidráulico de la bahía donde vierten sus aguas los diferentes ríos y la basura producida por las familias más pudientes de la ciudad.

Si a estas condiciones inhumanas de convivencia le sumamos las indignas condiciones en las que los hijos del pacifico se obligaban a vender su fuerza de trabajo el panorama era absolutamente sobrecogedor, es aquí donde se hace gigante la figura de nuestro apóstol, quien principia en sus homilías y programas radiales a exigir condiciones dignas para los negros y afrodescendientes del pacifico colocando a la educación como requisito sine qua non para acceder a la libertad y a la autodeterminación de nuestro pueblo, convirtiéndose en el verdadero precursor de lo que hoy es conocido como etnoeducación a la luz de la CPC de 1991 y la ley 70 de 1993.

En su gran misión apostólica y evangelizadora fundo colegios, escuelas y parroquias: entre otras las escuelas populares en diferentes barrios de Buenaventura; la Escuela de Artes y oficios San José, hoy llamada Instituto Técnico Industrial Gerardo Valencia Cano (1956); la Normal Superior Juan Ladrilleros (1960); el Orfanato San Vicente de Paúl (1959), el Hogar Jesús Adolescente para niños de la calle (1961). En la formación de adultos para el 
trabajo, la Escuela de Artesanías del Pacífico (1966) y la Normal Práctica Popular (1972). 

Además avanzó en sólidas posturas sobre la educación superior, proponiendo la Universidad del Pacífico como entidad que debía articular la región, señalando la necesidad de la pertinencia de la educación para la responsabilidad social y política intentando construir una iglesia con y para los pobres, postulado este que se convierte en el centro de toda su teología pastoral, el cual es difundido desde el centro antropológico de 
misiones.

Fue miembro del grupo Golconda: asociación de clericos católicos seguidores de la teología de la liberación los cuales se congregaron por primera vez en el año de 1968 en la finca de golcoda en Viotá (Cundinamarca ) bajo la dirección del Pbro Rene García, grupo de sacerdotes injustamente macartizados por el hecho de no deslindar las luchas por las reivindicaciones populares de los postulados católicos y cristianos.

Monseñor fué conocido en su época como el obispo rojo por alinearse al lado de los pobres, pero para Buenaventura y el pacifico colombiano fue un enviado de DIOS que sembró entre nosotros la semilla de la libertad que aun no germinan, lo cual donde quiera que se encuentre no lo dejara descansar en paz. 

OTROS ARTICULOS 
1. Gerardo Valencia Cano: Memorias de resistencia en la construcción de Pensamiento afrocolombiano. Por: Santiago Arboleda Quiñonez, Historiador, Profesor del Programa de Sociología, Universidad del Pacífico. Buenaventura

2. Video Monseñor Gerardo Valencia

3. Pensamiento social y político de Monseñor Gerardo Valencia Cano