sábado, 18 de septiembre de 2010

ROGERIO VELASQUEZ MURILLO (1908-1965)

Escritor, pedagogo y primer etnólogo afrodescendiente, uno de los pioneros en la antropología colombiana, Nació el 9 de agosto de 1908, en Sipí (Choco Colombia), sus padres Miguel Asprilla y Aurora Velásquez, pasa su infancia y sus años escolares en Istmina y luego en Condoto, en estos municipios, Rogerio se empapó de muchas de las realidades de sus paisanos del Chocó, la mayoría de ellos negros, pobres, sentenciados entre las montañas. Los estudios secundarios los inició en el colegio Ricardo Carrasquilla de Quibdó, los prosiguió en la Normal de Varones de Bogotá y los concluyó en la Normal de Institutores en Tunja, de la cual se graduaría en el año 1938. A continuación, como recogiendo sus pasos, Rogerio Velásquez regresa a su Chocó natal. A su retorno, se desempeñó como maestro del colegio Ricardo Carrasquilla y el Instituto Pedagógico de Quibdó en el área de español y literatura y catedrático en la misma especialidad en la Normal de Señoritas de Istmina. Años más tarde regresa a Tunja donde es nombrado Profesor de planta de la Normal superior de dicha ciudad. Posteriormente Rogerio se desplaza a Popayán, ciudad en la que obtuvo el título de Etnólogo de la Universidad del Cauca. Una vez más regresa a su idílico Chocó. Allí ejerció cargos públicos, algunos de ellos concernientes a su especialidad académica. En 1948 funge como Magistrado del Contencioso Administrativo, en 1949 es nombrado Director de Educación Departamental. Subsiguientemente, durante la década del 50, con filiación al Parido Conservador, fue elegido Representante suplente a la Cámara por su Departamento, de manera que se traslada a Bogotá, ciudad en la que asistió a tertulias con personajes de la vida cultural nacional como: Eduardo Carranza, Nina S. de Fierdemann, Manuel Zapata Olivella, Miguel Caicedo. A continuación, de vuelta al Chocó, Rogerio trabajó como Investigador auxiliar del Instituto Etnológico Nacional y Jefe de la sección folclórica del instituto, cargos en los cuales emprendió sus investigaciones alrededor de la historia y el folklore chocoano. Finalmente Rogerio termina recalando, una vez más, como rector del colegio Ricardo Carrasquilla, cargo en el que transcurrió el resto de su vida junto a su esposa Belitza Ayala y sus diez descendientes. La obra académica de Rogerio Velásquez está sustentata principalmente en la investigación histórica y etnográfica desarrollada alrededor de los complejos procesos sociales del Chocó.
Entre sus títulos se cuenta con:
"Rectificaciones sobre el Descubrimiento del Río San Juan"
"Fragmentos de historia, etnografía y narraciones del Pacífico colombiano negro"
"El Chocó en la Independencia de Colombia"
"Memorias del Odio"
"El Cantar de los Tres Ríos"
"Lámparas de la tierra"
"Geografía e Historia del Chocó de acuerdo con la toponimia americana"
"Así jugamos los negros"
"El diablo a través de la historia"
"Diccionario de Medicina Popular"

A través de este último, Rogerio investiga las condiciones históricas que condujeron a los negros chocoanos en el siglo XIX a rebelarse en contra del sistema esclavista, y además plantea una aproximación a la comprensión y valoración de los aportes de este grupo a la independencia nacional. Es significativo de igual manera reseñar su participación en los boletines bibliográficos de la Biblioteca Luís Ángel Arango, del Banco de la República de Bogotá, a través de los cuales da cuanta de la rigurosidad y periodicidad de sus trabajos investigativos. Al margen de sus investigaciones de carácter estrictamente histórico y antropológico, es importante resaltar su labor alrededor de la narrativa, la cuales no dejan de poseer cierto carácter académico e investigativo. Entre ellas se tiene su célebre "Memorias del Odio", la cual merece capítulo aparte. En lo concerniente a la poesía cantó y escenificó "La Muerte de Carlos Quinto" y los "Esclavos de Novita". Dejó inéditas "El Cantar de los Tres Ríos" una obra a través de la cual, como resultado de un fuerte trabajo investigativo, pretendió rescatar y sacar a la luz la tradición oral de los campesinos chocoanos. Igual suerte corrieron "Lámparas de la tierra", "Geografía e Historia del Chocó de acuerdo con la toponimia americana", "Así jugamos los negros", "El diablo a través de la historia" y "Diccionario de Medicina Popular". Rogerio Velásquez también sostiene una carrera prolífica alrededor del periodismo. Bajo el seudónimo de "CANNA" escribió notas en las que a menudo era posible percibir un sensible contenido social en publicaciones como "A.B.C." de Quibdó; igualmente se cuenta con su colaboración para "Mundo al Día" y "Diario Nacional" de Bogotá; "Mármol" y "El Heraldo" de Antioquia, "Ariel" de Tunja, y "Tierra Nativa" de Santander.
Cuando ejercía el cargo de Rector del Colegio Carrasquilla, Rogerio Velásquez muere el 7 de enero de 1965, a los 58 años de edad. Este autor es hoy por hoy considerado uno de los pioneros en la antropología colombiana, dada su vasta obra que comprende en diversidad de tipologías textuales, la etnografía histórica del Pacífico colombiano negro, vista en consonancia con el respeto a la tierra y la sabiduría nativa que ha permitido desde tiempos remotos, mantener viva una cultura que se ha visto acechada desde varios sucesos y políticas estatales.
Su obra relevante es: "Las Memorias del Odio" publicada en 1953, a través de la cual Rogerio Velásquez Murillo, recoge la historia de Manuel Saturio Valencia para hablar de las turbias memorias del racismo en el Chocó y en Colombia.
Tomado de:
http://dintev.univalle.edu.co/cvisaacs/index.php?option=com_content&task=view&id=364&Itemid=5

No hay comentarios:

Publicar un comentario